top of page

Rosalind Franklin y el descubrimiento de la estructura de ADN

Rosalind Franklin, científica pionera, contribuyó significativamente a la comprensión de la estructura del ADN en la década de 1950. A pesar de su crucial aporte, su reconocimiento fue tardío, ya que sus hallazgos fueron utilizados por otros para descubrir la doble hélice del ADN. Su legado perdura como fuente de inspiración en la comunidad científica.


 



Rosalind Franklin, una destacada científica nacida el 25 de julio de 1920 en Notting Hill, Londres, demostró su determinación y brillantez desde sus primeros años. A pesar de la oposición de su padre, quien inicialmente dudaba del papel de las mujeres en la ciencia, ella perseveró en su vocación. Con el respaldo de su familia acomodada, obtuvo una educación destacada, graduándose en Ciencias Naturales en la Universidad de Cambridge en 1941.


Durante la Segunda Guerra Mundial, el esfuerzo bélico llevó a Franklin a trabajar en la investigación sobre la composición química del carbón, contribuyendo al esfuerzo de guerra. Posteriormente, en 1947, su experiencia en el Laboratorio Central de Servicios Químicos del Estado en París le permitió sumergirse en la técnica de difracción de rayos X, convirtiéndose en una experta en el campo.


De vuelta en Inglaterra, ingresó en el Laboratorio de Biofísica del King's College de Londres en 1951, donde realizó un descubrimiento crucial. Utilizando su experiencia en cristalografía, Franklin logró capturar imágenes precisas de la estructura del ADN en 1952, describiendo detalladamente su densidad y disposición helicoidal.


A pesar de este hito, su contribución no fue reconocida ampliamente. Sus colegas James Watson y Francis Crick utilizaron sus imágenes y deducciones para publicar el artículo que revelaba la estructura del ADN, obteniendo el Premio Nobel de Medicina en 1962.


Desilusionada por la falta de reconocimiento, Franklin continuó su investigación en el Birckbeck College, centrando sus esfuerzos en la virología. Sus estudios sobre virus como el del mosaico del tabaco y el de la polio fueron fundamentales. A pesar de su legado científico, falleció el 16 de abril de 1958, posiblemente a causa de la exposición a la radiación.


El trabajo de Rosalind Franklin sigue siendo relevante para los investigadores actuales, a pesar de que su contribución a la estructura del ADN fue reconocida después de su muerte. Su valiosa aportación y su determinación inspiran a generaciones de científicos hasta el día de hoy.





Escrito por Irene Rodríguez

6 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page