top of page

Desmontando Mitos ¿Qué es la Celiaquía?

Entre 600.000 y 900.000, esa es la cifra de celiacos que FACE (Federación de Asociaciones de Celíacos de España) estima en España en 2024. A pesar de su creciente visibilidad, todavía existen muchos mitos sobre esta enfermedad.

Panes, pastas y derivados del trigo

 

La celiaquía, también conocida como enfermedad celíaca (EC), es un trastorno autoinmune que afecta aproximadamente al 1% de la población mundial.


Esta condición se manifiesta cuando la persona consume gluten, una proteína presente en el trigo, el centeno y la cebada. En individuos genéticamente predispuestos, el gluten provoca una respuesta inmunitaria que daña el revestimiento del intestino delgado, afectando su capacidad para absorber nutrientes de manera adecuada.


A diferencia de una simple intolerancia alimentaria, la celiaquía puede tener repercusiones graves en la salud general.


Los daños en la mucosa intestinal pueden conducir a deficiencias nutricionales, problemas de crecimiento en niños y una variedad de complicaciones a largo plazo. Por ello, es importante entender que la celiaquía es una enfermedad crónica que requiere un diagnóstico preciso y un tratamiento riguroso para prevenir complicaciones serias.


Factores de Riesgo y Triggers de la Celiaquía


La celiaquía no es una condición que se pueda prevenir, pero ciertos factores de riesgo aumentan la probabilidad de desarrollar la enfermedad. La predisposición genética es uno de los factores más significativos.


Personas con familiares directos que tienen celiaquía tienen un mayor riesgo de padecerla. Además, ciertos genes, como HLA-DQ2 y HLA-DQ8, están fuertemente asociados con la enfermedad.


Otros factores de riesgo incluyen el historial de otras enfermedades autoinmunes, como la diabetes tipo 1 y la tiroiditis autoinmune.


Curiosamente, eventos como infecciones virales o una alto y constante nivel de estrés pueden actuar como desencadenantes para la aparición de la celiaquía en personas predispuestas.


Aunque el gluten es el principal desencadenante, la enfermedad puede desarrollarse en cualquier momento de la vida, desde la infancia hasta la tercera edad. Así que, olvida el mito de que es una enfermedad de niños.



Infografía síntomas de Celiaquía

Mecanismo de Acción: Cómo Afecta el Gluten al Organismo


El gluten, una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno, desencadena una respuesta autoinmune en individuos con celiaquía.


Cuando una persona con celiaquía ingiere gluten, su sistema inmunológico responde atacando el revestimiento del intestino delgado. Esto provoca inflamación y daños en las vellosidades, pequeñas proyecciones en la mucosa intestinal que son necesarias para la absorción de nutrientes.


Este daño puede resultar en malabsorción de nutrientes esenciales como el hierro, el calcio y las vitaminas del grupo B, lo que lleva a una serie de problemas de salud, incluidos la anemia, la osteoporosis y deficiencias vitamínicas. Además, la inflamación crónica en el intestino puede tener efectos sistémicos, afectando a múltiples órganos y sistemas del cuerpo.


Es importante destacar que la celiaquía es una condición autoinmune y no una alergia alimentaria, lo que implica que el sistema inmunológico del cuerpo está involucrado en atacar sus propios tejidos.


Síntomas de la Celiaquía: Más Allá de los Problemas Digestivos


La enfermedad celíaca se manifiesta de diversas maneras, y los síntomas pueden variar significativamente de una persona a otra.


Tradicionalmente, se asocia con síntomas digestivos como diarrea crónica, dolor abdominal, distensión y pérdida de peso. Sin embargo, muchos individuos presentan síntomas extradigestivos o incluso pueden ser asintomáticos.


Entre los síntomas no digestivos más comunes se encuentran:


  • Fatiga crónica

  • Anemia por deficiencia de hierro

  • Osteoporosis

  • Dermatitis herpetiforme (una erupción cutánea con picazón)

  • Problemas neurológicos como migrañas y neuropatía periférica.


En niños, la celiaquía puede causar retraso en el crecimiento, baja estatura y problemas de desarrollo.


Un aspecto a entender es que las manifestaciones extra digestivas de la celiaquía son más comunes de lo que se cree. Por ejemplo, problemas de fertilidad, afecciones hepáticas y enfermedades autoinmunes adicionales son frecuentes en personas con celiaquía no diagnosticada o mal gestionada.


Debido a la amplia variedad de síntomas, a menudo se necesita un alto grado de sospecha clínica para diagnosticar la enfermedad.



Dermatitis por enfermedad celíaca

Diagnóstico de la Celiaquía: Pruebas y Procedimientos


El diagnóstico de la celiaquía es complejo y requiere una combinación de pruebas.


El primer paso suele ser un análisis de sangre para detectar anticuerpos específicos, como los anticuerpos anti-transglutaminasa tisular (tTG-IgA) y los anticuerpos anti-endomisio (EMA). Estos anticuerpos son marcadores de la respuesta inmunitaria anormal al gluten.


Además, es importante considerar la prueba de ADN para detectar los genes HLA-DQ2 y HLA-DQ8, presentes en la gran mayoría de los celíacos.


Anclaje de antígenos celíacos

Si los resultados de las pruebas de sangre son positivos, el siguiente paso es una biopsia del intestino delgado, que se realiza a través de una endoscopia. Durante este procedimiento, se toma una pequeña muestra de tejido del intestino delgado para examinarla en busca de daños en las vellosidades intestinales. La combinación de resultados positivos en las pruebas de sangre y la evidencia de daño en la biopsia es esencial para un diagnóstico definitivo.


Es fundamental que las pruebas se realicen mientras el paciente sigue consumiendo gluten, ya que una dieta libre de gluten puede reducir los niveles de anticuerpos y sanar el intestino, lo que podría llevar a resultados falsos negativos.


Para un manejo adecuado y un diagnóstico preciso consulta a un especialista en gastroenterología.


Impacto de la Celiaquía en la Vida Diaria


Vivir con celiaquía implica más que simplemente evitar el gluten. La condición puede tener un impacto significativo en la vida diaria, desde la planificación de comidas y la lectura de etiquetas hasta la gestión de la dieta en situaciones sociales y viajes.



Etiqueta de alérgenos

Uno de los mayores desafíos para las personas celíacas es evitar la contaminación cruzada, que puede ocurrir cuando alimentos sin gluten entran en contacto con gluten durante la preparación o el almacenamiento. Esto requiere una cuidadosa preparación de los alimentos y, a menudo, cambios en la cocina del hogar.


Además, comer fuera de casa puede ser complicado, ya que no todos los restaurantes están equipados para manejar dietas sin gluten. Es importante comunicar claramente las necesidades dietéticas al personal del restaurante y, cuando sea posible, investigar y seleccionar lugares que ofrezcan opciones seguras sin gluten.


Mitos y Realidades sobre la Celiaquía


Existen muchos mitos y malentendidos sobre lo que es ser celíaco.


Uno de los más comunes es que es simplemente una intolerancia alimentaria. Y cómo ya hemos visto, es en realidad, una enfermedad autoinmune grave que puede tener consecuencias significativas para la salud si no se trata adecuadamente.


Otro mito es que la celiaquía es una enfermedad exclusivamente infantil. Aunque puede diagnosticarse en la infancia, también puede aparecer en cualquier momento de la vida.


Además, no todas las personas con celiaquía presentan síntomas digestivos; muchas experimentan síntomas no relacionados con este aparto o incluso pueden ser asintomáticas.


Y la mala noticia es que, hasta la fecha, la única forma efectiva de manejar la enfermedad es seguir una dieta estricta sin gluten. No existen medicamentos que permitan a los celíacos consumir gluten sin sufrir daños.


La celiaquía es compleja, pero con un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado, se puede manejar efectivamente. Detectarla a tiempo no solo evita complicaciones, sino que también mejora considerablemente la calidad de vida de la persona que la padece.


Adaptarse a una dieta libre de gluten puede ser un reto al principio, pero es importante para mantener la salud a largo plazo. Con educación continua y la orientación de profesionales de la salud, es posible enfrentar los desafíos que conlleva esta enfermedad.


Y con las precauciones necesarias, por supuesto que las personas con esta condición pueden llevar una vida plena y saludable.


¿Hay otros alimentos que no te sienten tan bien? Puede que te interese esto

4 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page